28 de agosto de 2012

¡Basta de TORTURA en las cárceles colombianas!



Imagen de Areito para denunciar la tortura en Colombia: la publico en agosto 2012 con un nuevo texto, porque lamentablemente la tortura contra la oposición política en Colombia, lejos de cesar, se ha incrementado en los últimos años, en el régimen de Uribe y hoy con el régimen de Santos. La tortura en las cárceles revela sistematismo, y asimismo las detenciones-desapariciones forzadas que son crímenes de lesa humanidad que significan tortura para el desaparecido, sus familiares y su entorno social, siguen incrementándose.

Para ahondar sobre la realidad de la tortura en Colombia recomendamos leer y difundir en solidaridad la siguiente investigación:



Tortura en cárceles colombianas: sistematismo e impunidad revelan una lógica de estado

Parte V del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados *



“Presos políticos lisiados, paralíticos, ciegos o enfermos son sometidos a la tortura diaria al ser situados en medio de patios paramilitares para allí recibir golpizas y hostigamientos en situación de total indefensión, y son privados de medicamentos y asistencia médica, de manera a que las enfermedades los consuman: son mensajes que buscan paralizar la empatía social. Se trata de demostrar que la crueldad sin límites ejercida por un estado goza de total impunidad”.

Diomedes Meneses: ‘utiliza silla de ruedas debido a la paraplejia ocasionada por las torturas’, está siendo empujado a la muerte por tortura de negación de asistencia médica. Oscar Elías Tordecilla, invidente y con los brazos amputados, situado adrede en una penitenciaría sin presos políticos, en violación al dictamen de Medicina legal y al DIH: ‘necesitó atención médica para evitar la pérdida de visión, pero nunca le fue brindada’.

Los presos políticos diagnosticados con cáncer continúan sin recibir atención médicaQue las organizaciones solidarias del Mundo exijan al Estado colombiano cese de forma inmediata la aplicación de este método de tortura”. CSPP

1.Introducción

Para finalizar este Dossier sobre la realidad de los 9.500 presos políticos en Colombia [1], abordamos un capítulo más amplio sobre la tortura, por ser ésta de carácter sistemático: representa un mensaje de terror enviado a la sociedad en su conjunto. Es el‘castigo’ contra el pensamiento crítico, la reivindicación social, y la empatía. De los miles de presos políticos amordazados en las cárceles colombianas, se estima que el 90% son civiles encarcelados con la finalidad de desmantelar la organización social, y que el 10% son presos políticos y de guerra miembros de las organizaciones insurgentes. La persecución sistemática contra la oposición política emplea al aparato judicial como arma de guerra [2]. Desde el estado son negados los presos políticos, en todas sus categorías: a los presos políticos civiles y a los presos políticos de guerra se les endilga, mediante grotescos montajes judiciales, cargos por delitos comunes: La estrategia usada contra los prisioneros políticos es juzgarlos por rebelión y agregarles los cargos de terrorismo, narcotráfico y concierto para delinquir con fines terroristas, con el claro objetivo de quitarles el estatus político, facilitando incluso la extradición [el Art. 35 de la Constitución impide la extradición por delitos políticos][3]. Sindicalistas, estudiantes, líderes campesinos, defensores de DDHH (etc.) terminan presos por ‘terrorismo’ y otros delitos comunes, debido a las estrategias del estado colombiano para negar su accionar represivo a la par que lo intensifica. A los presos políticos de guerra se les imponen penas exorbitantes, se niega su carácter político y sufren torturas y atentados además de chantajes con su vida o la de sus familiares, con la finalidad de convertirlos en falsos ‘testigos’ contra activistas sociales. La reivindicación de justicia Social –en el 3er país más desigual del mundo- es represaliada de manera totalitaria.
Se ha producido un error en este gadget.

Recent Posts/ Últimas entradas

Areito, arte comprometido con la humanidad y el planeta

En las creaciones de Areito encontraran imágenes hechas en base a sus dibujos, aguadas, pinturas en acrílico, técnicas mixtas, y fotografías con trabajo digital. Algunas imágenes, dada la crudeza de lo que muestran, son simplemente las fotos contextualizadas con algún trabado lineal o digital.


Las temáticas varían, pero todas tienen que ver con la reivindicación de justicia social, humana y ecológica; denuncian la represión y buscan fomentar el pensamiento crítico y difundir mensajes acerca de realidades silenciadas.


La motivación de la creación para Areito, es aportar un grano de arena para romper el cerco desinformativo y la manipulación que sostienen al sistema capitalista... sistema cuya criminalidad rebasa lo imaginable.

Hay imágenes acerca del saqueo y su correlativo empobrecimiento; imágenes que hablan del drama del éxodo causado por el saqueo; imágenes que hablan del maltrato hacia los niños, etc...


Muchas de las imágenes tienen que ver con la denuncia del terrorismo de Estado en Colombia por ser una situación de extrema gravedad, muy silenciada, en la que se plasma el capitalismo en su paroxismo del terror correlativo al saqueo. Una realidad que requiere una intensiva solidaridad internacional. Hay igualmente imágenes acerca de la invasión y saqueo de Irak, Palestina, el Congo, Libia... y otros temas de interés solidario como el apoyo a Cuba.

Además, las imágenes de Areito abordan también reflexiones acerca de temas humanos como la manipulación de la información, la alienación masiva, el machismo, el racismo, el clasismo y los diversos mecanismos discriminatorios fomentados desde el poder económico para mantener la división social en los oprimidos y explotados.


Pueden difundir las imágenes, imprimirlas a modo de afiches, postales, viñetas, camisetas, calendarios, etc... Lo importante es que el mensaje se difunda a través de nuestros medios humildes pero soñadores con un mundo más justo.

Se ha producido un error en este gadget.

últimas Entradas populares